O que nunca vive o momento, non vive nunca. Que fas ti?

“(…) De repente me acuerdo de un poema de un poeta danés Piet Hein: “El que nunca vive el momento, no vive nunca. ¿Qué haces tú? (…)”. Na páxina 60 (da obra publicada por Siruela) o pai de George cita ao poeta danés para falarlle ao seu fillo do carpe diem. Faino a través dese gruk, poesía filosófica curta, case un aforismo, que o autor asinaba co seudónimo de Kumbel Kumbell, mentras estaba na clandestinidade por ter presidido a Unión Anti-Nazi do seu país xusto antes da ocupación de Dinamarca polos nazis .

Outro exemplo de gruk é este:

«Unha máxima polos viquingos»
Velaquí un feito
que che axudará a loitar
un pouco máis:
as cousas que non te matan
de forma fulminante
farante máis forte.

Resultado de imagen de plaza sergel estocolmo noche

Piet Hein, científico e humanista danés, non só se adicou a escribir. Está considerado  unha especie de Leonardo da Vinci moderno, xa pese a non tener ningún título académico, realizou  aportes invalorables en campos tan diversos como a filosofía, a arquitectura, as matemáticas e a física. Traballou co  premio Nobel de Física Niels Bohr en calidade de  “asistente na solución dos misterios do mundo”. Asemade, deseñou  a rotonda que rodea a torre de vidrio da plaza Sergel, do centro de Estocolmo. Tivo a virtude de unir os coñecementos científicos co humanismo.

O pai de George sigue contando: “(…) Además, había comprado una lata de comida de lujo para su gato, para mi madre un polémico libro de poesía en finosueco, escrito por Märtha Tikkanen, que se llama La historia de amor del siglo.

A súa obra é un exemplo da literatura nórdica feminina. A obra citada La historia de amor del siglo narra as vivencias dunha parella, a autora e o seu marido, o escritor e artista gráfico  Henrik Tikkanen, cuxo amor se ve dificultado polo alcoholismo deste, que causa o  deterioro da historia de amor inicial. Mais tamén se abordan outros aspectos: o apoio, comprensión que recibe a protagonista doutras mulleres e, finalmente, a toma de conciencia da súa identidade como ser humano, con vida propia.

DICES
que me quieres
Pero de mi trabajo
hablas
despectiva, desdeñosamente
Mi sueldo mensual
lo ganas
en una tarde
mientras tomas el sol en el jardín
De mis opiniones
ni te enteras
porque me es imposible sobreponerme a los gritos
con los que pontificas las tuyas
A mis gentes
procuras descalificarlas
lo mejor que puedes
tan pronto como te enteras
de que son mis gentes
Mi tiempo
siempre ha existido
para que tú lo utilizases
para tus necesidades
Mi fidelidad
dices que es importante para ti
mientras tú obviamente
tienes tus costumbres eróticas
Mi desesperación
ante tu inconsciencia
la llamas mezquindad
envidia
Mi angustia
durante largas noches
te la pasas durmiendo tranquilamente
Tú que me amas
¿no podrías alguna vez
tratar de explicarme qué es lo que quieres decir
cuando dices
que me quieres?
Marta Tikkanen en La historia de amor del siglo (Ediciones Hiperión, 1989). Traducción de Francisco J. Uriz.

Do poemario realizáronse diversas versións escénicas en Finlandia, Suecia e tamén no estado.

Resultado de imagen de Märtha Tikkanen la historia de amor del siglo poemas

(…) y para mi padre una novela llamada Carrera muerta, del joven debutante noruego Erling Gjelsvik. (…)” Páxina 71 do libro citado.

Noutra ocasión di Jan Olav: “(…) Pero aquello me pareció un intento de trivializar lo que yo intentaba expresar, de modo que dije: “Pienso en las noches como esta que no se me permitirán vivir…”. Sabía que Verónica conocía esta frase de un poema de Olaf Bull. Lo habíamos leído juntos en una ocasión. (…)” Páxina 116.

Resultado de imagen de Olaf Bull

¿Qué piensas?

¡Pienso en noches como esta que no se me permitirá revivir,

en maduras campiñas que sin mí hierven de trigo!

¡En leves cosas emocionantes: la espiga que se quiebra,

caminos de la mar, pálidas velas lejanas,

olas que afluyen a la playa sin mí!

¡En el día cotidiano, que dócilmente se queda tras la tumba,

pienso, amada, y en todas las profundas tardes azules

que vendrán al jardín del estío,

sin mi alma contra la tuya, en ello pienso!

 

Aquí podes ler outros poemas do mesmo autor.

Se ben é certo que, como vemos, hai moitas referencias á literatura nórdica (lembremos que o autor da obra, Jostein Gaarder,  é sueco) noutras ocasións os narradores fan referencia a outras literaturas europeas. Georg, nas páxinas 23 e 143 fai alusión a Roald Dahl, autor de obra que seguramente coñezas coma Matilda, Charlie e a fábrica de chocolate ou Cuentos en versos para niños perversos.

Asemade Jan Olav tamén alude, na páxina 98, a Pigmalión, “(…) el héroe griego que esculpió en mármol a la mujer de sus sueños. Luego, la diosa del amor se apiadó de él y convirtió la estatua en mujer. (…)” Esta historia aparece no libro La metamorfosis, do autor latino Ovidio. Máis tarde, no 1913,  o inglés Bernard Shaw levouna ao teatro. No 1964 recreouse a historia en  My Fair Lady (Mi bella dama), película musical  galardonada con varios Óscar,

 

Pintura representando a Pigmalión, de Bronzino.

O mesmo narrador alude á obra de Shakespeare, Hamlet, na páxina 105 cando di: “(…) Entonces dije algo muy, muy tonto, tal vez porque no me atrevía a creer que la Joven de las Naranjas y yo pudiéramos tener un futuro común. Dije: “To be two or not to be two, that is the question” (…)” en clara alusión ao famosísimo monólogo de Hamlet: ” To be or no to be”

Imagen relacionada

Finalmente, outra referencia literaria que atopamos na novela ten lugar na páxina 126 cando o pai lle fai algunhas recomendacións literarias ao seu fillo: “(…) Un sentimiento de la naturaleza desnudo y directo lo encuentras en la literatura popular, por ejemplo en los cuentos de los hermanos Grimm. Léelos, Georg. Lee las sagas irlandesas, lee los mitos griegos y nórdicos, lee el Antiguo Testamento. (…) ” Se queres facerlle caso na biblioteca temos varios libros da mitoloxía griega e nórdica. Tamén hai algunha colección dos contos populares recollidos polos  Grimm. Porén, eu prefiro a Andersen, que tamén se adicou a recoller contos da tradición. Quédome concretamente con este:

Resultado de imagen de la pequeña cerillera

A nena dos mistos

(A imaxe procede está tomada de aquí, un interesante artigo sobre o Nadal, titulado “El efecto Andersen”)

 

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en La joven de las naranjas

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

w

Conectando a %s