” 22 de outubro de 1872″

” Al día siguiente, 22 de octubre, ante una pregunta de Sir Francis Cromaty, Passepartout, después de consultar su reloj, respondió que eran las tres de la mañana. Efectivamente, aquel famoso reloj, que seguía regulado por el meridiano de Greenwich, que se hallaba aproximadamente a setenta y siete grados al oeste, debía retrasar, como así era, cuatro horas.

Sir Francis rectificó, por tanto, la hora que le había dado Passepartout, al que hizo la misma observación que le había hecho Fix. Intentó hacerle comprender que debía adaptarse a cada nuevo meridiano y que, como avanzaban constantemente hacia el este, es decir al encuentro del sol,los días eran más cortos tantas veces cuatro minutos como grados hubieran recorrido. Fue inútil. Comprendiera o no el testarudo joven la observación del brigadier general, se obstinó en no adelantar su reloj y lo mantuvo invariablemente a la hora de Londres. Una inocente manía que, por otra parte, no perjudicaba a nadie.”

( Fragmento extraído de La vuelta al mundo en ochenta días, editorial Vicens Vives)

Nota: Passepartout non fixo caso porque Cortázar aínda non escribira as súas instrucciones para dar cuerda a un reloj.

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en A volta ao mundo en 80 días

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s